(Expresión) Docentes alertaron que autoridades de Mañazo y de la UGEL Puno ingresaron a plantel con la amenaza de reubicar colegio por ser moqueguano. Un nuevo incidente en el conflicto territorial entre Moquegua y Puno se produjo la tarde de este lunes en el colegio Técnico Agropecuario de Charamaya, distrito de Ichuña, provincia General Sánchez Cerro.

El consejero regional, Máximo Rolando Ramos Apaza, fue alertado por un docente de la zona que al promediar las 13:50 horas, en pleno horario de clases, una comitiva de aproximadamente 15 personas ingresaron al plantel.

Se trataba del alcalde distrital de Mañazo, Pablo Chambi Quispe, acompañado de funcionarios de la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL) de Puno, así como periodistas de dicha región.

“Nos han dicho que van a pedir la reubicación del colegio, aduciendo que el territorio es de Puno y que Moquegua no puede tener allí una institución educativa”, contó el maestro.

Cabe indicar que el colegio de Charamaya funciona desde el año 2002 y recibe a estudiantes de secundaria; sin embargo este año se amplió la atención al primer y segundo grado de primaria.

El profesor que alertó de lo sucedido, manifestó que la autoridad edil de Mañazo les dijo que “no van a tolerar la ampliación del nivel primario”.

Ramos Apaza, rechazó el accionar de las autoridades de Puno y se comunicó con el gerente regional de educación de Moquegua, Renso Quiroz Vargas.

La autoridad educativa moqueguana, le indicó que se tomarán las acciones respectivas y de ser el caso medidas legales contra la Municipalidad de Mañazo y también del sector educación de Puno, al prorrumpir en una institución educativa que depende de la UGEL Mariscal Nieto.

“La educación se tiene que dar así sea en una zona de frontera reclamada por dos regiones”, comentó indignado Ramos Apaza.

Anunció que coordinará con el alcalde Ichuña, Juan Casilla Maldonado para que se brinde seguridad al plantel educativo en resguardo de los estudiantes, pues son ellos los perjudicados con el accionar de la vecina región.

El colegio de Charamaya funciona con una resolución del Ministerio de Educación. Atiende a 24 estudiantes del nivel secundario y a 7 niños del primer y segundo grado de primaria.