(Expresión) Faltando 12 días para que venza el plazo contractual para el cierre financiero del proyecto del Gasoducto Sur Peruano (GSP), el proceso se complica, tanto para que los bancos aprueben el crédito de US$ 4,124 millones necesario para concluir la obra, como para la venta del 55% de las acciones de Odrebrecht  en el proyecto.

Según fuentes del sector bancario, el cierre financiero – previsto para este 24 de enero- se ha complicado por diversos factores originados por el ruido político, luego de conocerse la confesión de Odrebrecht  sobre los sobornos pagados en el Perú.

Uno de esos factores son los anuncios de la eliminación de la norma de afianzamiento de seguridad energética, que permite el pago de ingresos garantizados para el GSP , a través de la tarifa eléctrica. Otro es la intención de que, en el caso de que Odebrecht venda su 55% de participación en el consorcio del GSP, el dinero obtenido quede a manos del Estado a través de un fideicomiso.

Eso, añaden, ha llevado a que ahora ya no todos los bancos tengan el mismo interés por apoyar el financiamiento, pues algunos inclusive ya han desistido de brindar su apoyo para el crédito antes citado, y otros están a la expectativa de ver qué sucede.

Originalmente, un pool de 20 bancos tenía previsto otorgar el crédito, pero luego se hizo una “redefinición”, por la cual serían seis los bancos que asumirían el financiamiento, cuyos recursos a su vez los obtendrían de otros bancos. Estos últimos son los que ahora han decidido ya no apoyar el proyecto.

Ante esta situación, se supo que el consorcio del GSP busca otras alternativas que por ahora prefieren no revelar. Además, añaden que aún se mantiene el interés de Brookfield, y en menor medida el de CNPC, por el 55% de acciones de Odebrecht en el GSP.

En caso no se concrete el cierre financiero, el Estado tendría que ejecutarle una garantía por incumplir el contrato, de US$ 350 millones, pero a su vez tendría que reconocerle al consorcio el 73% del valor de los activos del GSP que sería menor a los US$ 1,000 millones. La Contraloría ha señalado que, a junio pasado, el consorcio ha ejecutado US$ 1,440 millones en este proyecto. (Fuente: Diario Gestiòn).