(Expresión) Mil 294 locales escolares, ubicados en zonas andinas donde las temperaturas pueden descender hasta -25°, serán atendidos con las acciones de la “Plataforma Heladas”, que busca brindar confort térmico con el apoyo del sector privado y académico.

Se trata de mil 103 colegios sin acceso adecuado a agua, saneamiento y energía eléctrica y 191 que si cuentan con estos servicios, según autoridades del Programa Nacional de Infraestructura Educativa (Pronied) del  Ministerio de Educación (Minedu).

Estos colegios fueron seleccionados de acuerdo a los criterios de nivel de riesgo del local escolar,  estado de su infraestructura, grado de ruralidad y número de alumnos (más de 15), entre otros.

La “Plataforma Heladas” es una herramienta del Minedu que tiene por objetivo atender a las instituciones educativas en zonas afectadas por heladas mediante intervenciones en infraestructura que garanticen confort térmico dentro del aula.

Precisamente ayer, día de presentación de la plataforma, representantes de empresas privadas y del mundo académico expusieron cinco iniciativas con tecnologías de solución a heladas, probadas y monitoreadas y que pueden ser replicables en las escuelas antes mencionadas.

Se trata de dos experiencias de la Pontificia Universidad Católica del Perú: la construcción térmica y sismo resistente para zonas alto andinas y Koñichuyawasi: Casa caliente limpia, que aprovecha la energía solar.

Las otras iniciativas son dispositivos radiantes para temperar ambientes fríos, del CER- UNI, Yachaywasis ecotecnológicos, de la empresa Prosynergy, y consideraciones técnicas y financieras para una calefacción óptima en las escuelas urbanas de la región andina peruana, de la empresa EnerTek SAC.

“Plataforma Heladas” se desarrolla en cuatro etapas. La primera identifica iniciativas de éxito que han aplicado soluciones en infraestructura para mejorar el confort térmico de espacios en zonas afectadas por heladas, mientras la segunda implementa estas iniciativas apelando al sector privado.

Luego, en una tercera etapa, se sistematiza un catálogo de soluciones a partir del análisis de las intervenciones con el fin de que el Minedu las implemente en forma gradual. La última etapa incorpora estas soluciones, desde el año 2018, a la política de infraestructura educativa que desarrolla el Pronied.

Las heladas, que se presentan todos los años de abril a setiembre, son causa de deserción y ausentismo escolar por enfermedades y de bajos aprendizajes por carencia de confort térmico dentro del aula, entre otras consecuencias.