(Expresión) Proyecto Especial Regional Pasto Grande (PERPG) se comprometió a convocar a sesión extraordinaria de directorio para consultar proceso de liberación de terreno en Jaguay.  Pobladores de la comunidad campesina de Tonohaya consiguieron un importante compromiso de parte del Proyecto Especial Regional Pasto Grande (PERPG), en su proceso de reasentamiento hacia la zona de Pampas de Jaguay, en Mariscal Nieto.

La reunión entre ambas partes se realizó este lunes y fue promovida por los consejeros regionales Claudia Puma Calcina y Félix Cossi Condori. Participaron representantes de los damnificados y el gerente general de Pasto Grande, Rafael Neira Vargas.

Comuneros de Tonohaya manifestaron que su pueblo en Sánchez Cerro corre el riesgo de desaparecer, debido a que el terreno sobre el que se asienta se hunde a consecuencia del volcán Ubinas.

Puma Calcina pidió al gerente general del PERPG que inicie el proceso de independización del terreno de Pampas de Jaguay, hacia donde será reasentado el poblado.

Su colega, Cossi Condori enfatizó que se debe priorizar esta acción porque los comuneros están en peligro y más aún cuando un grupo de ellos se ha trasladado a Pampas de Jaguay exponiéndose al peligro.

El gerente Neira Vargas, dijo que entre esta semana y la siguiente se convocará a sesión extraordinaria del directorio en el PERPG para someterlo a votación. Posteriormente, el Consejo Regional hará lo mismo.

De tener estas dos aprobaciones, la liberación del terreno pasará a la Superintendencia de Bienes Nacionales (SBN). Sin embargo Pasto Grande, especificó que será imposible dotar a la comunidad reasentada en Jaguay con agua del canal, por lo que estudian la propuesta de buscar agua subterránea.

Finalmente el PERPG se comprometió con los pobladores a evaluar el traslado de una caseta de vigilancia hacia el terreno donde están los damnificados, para evitar cualquier tipo de enfrentamiento con probables invasores en dicho sector.